Saltar al contenido

LAS BANDERAS DE LA COMPARSA (Artículo Publicado en el Día 4 especial 2004

[...] Notable centinela

de plazas y castillos

de honores, núcleo

de escoltas, tesoro

y del canto nacional

inspiración y esencia.

Clarín, redoble y saludo

Himno, vibración y ofrenda. [...]

 

 

El pasado 3 de septiembre de 2003, en la Iglesia Parroquial de Santa María, fueron bendecidas por uno de nuestros sacerdotes, Ginés Pardo, las nuevas banderas que, con motivo del 150 Aniversario de la Comparsa, fueron excelsamente confeccionadas.

Con el templo prácticamente abarrotado, a los Moros Nuevos y a todo aquel que tuvo la complacencia de acompañarnos, se nos desveló, por fin, el secreto de cómo eran nuestras telas, esas que usan como insignia las tropas de infantería y que se aseguran por uno de sus lados a un asta. Importante es, en todo alférez que se precie, ser el portador de una enseña digna, la que a su infantería, siempre, identifica. En el Altar el presbítero, el presidente, los artífices de la obra y los cargos de la Comparsa del año 2003, padrinos de las mismas. Y ocupando los bancos todos los demás, satisfechos y orgullosos, para nada defraudados y deseosos de poder apreciarlas más de cerca. Ocasión perfecta fue la posterior “Entradica”, la que por primera vez los socios realizamos, tras la cena, en La Casa. Sin lugar a dudas, una excusa ideal que nos permitió disfrutar más de la antesala de las fiestas, de la banda de música y de las calles de Villena.

Esta bandera es una merecedora sucesora de la anterior, la que, apadrinada por los niños, entonces, Joaquín Orlando Hernández y Antonia y Basilisa García, fue bendecida también en una fecha simbólica, el 15 de agosto. El año anterior, en 1969, nuestro estandarte había desaparecido de manera misteriosa. Fue un momento extraordinario poder disfrutar de la bendición, con un vino de honor, en los locales del entresuelo del nº 90 de la Avda. de la Constitución, inaugurados en mayo de ese mismo año, 1970. Treinta y tres, hasta el 2002 inclusive, fueron las fiestas que por sus costuras vieron pasar estos bordados. De testigo en testigo, de alférez en alférez. ¡Cuantas anécdotas podrían contar, si pudiesen, claro, sus viejos flecos! Además, vivencias extraídas de primera mano y con la música en los riñones.

Como las tejas de un tejado, las enseñas se suceden imbricadas, sobrepuestas unas a otras, en el tiempo. La “desaparecida” databa de 1952. El 24 de agosto, y bajo el madrinazgo de Emilia Mataix, esposa del Alférez de ese año, Julio Berenguer, sin olvidarnos del Capitán, Juan R. Menor, fue la fecha elegida por la directiva presidida por el incombustible y recordado Regino Coloma. Si sumamos son dieciocho las fiestas

que podemos llegar a contar. Fue con su mayoría de edad cuando se nos perdió la pista. Sobreseído el caso, considero más que innecesario ofrecer recompensa alguna por quién pueda aportar información acerca de su paradero.

Dicen, cuentan, está escrito que el 5 de septiembre de 1916, y en la Iglesia Arciprestal de Santiago, fue bendecida la bandera de los Moros Nuevos. Alfonso Arenas e Isabel García fueron los padrinos de este, el primer pabellón del que tenemos constancia, sin duda, los hubo antes. Fueron años en los que Regino Arenas, presidente, lleva a cabo una gran reorganización en el seno de la Comparsa. Hasta la confección de la bandera que le tomó el relevo a ésta pasaron treinta y seis años, entre ellos los de la Guerra Civil española. Tiempos difíciles en los que hubo más de una ocasión en las que ni nuestro estandarte ni otros pudieron salir a la calle.

Nuestra “Notable centinela”, como dice el fragmento que encabeza este escrito y que pertenece al “Poema a la Bandera” de José Raúl Zubieta Ramos, es obra y gracia de un entusiasmado grupo de personas que, desde que surgió la iniciativa de su realización, fueron aportando ideas originales, rompedoras y prácticas. Es el caso de Cristina Muñoz. Bordados impecables, colorido sin par y armonía perfecta, “culpa” de Mercedes Tortosa. Acabados sincronizados, simétricos y muy nuestros, responsabilidad de Paco Micó. Y telas sabiamente unidas y cosidas por manos expertas, las de Ino Tortosa. Avalado todo por una directiva confiada y alentadora, que en todo momento supo que esta empresa estaba en buenas manos, y una supervisión exquisita, depurada y sin fisuras, desde el principio hasta el fin, tanto de Paco Abellán, el presidente, como de Isabel Tomás, infatigable y siempre disponible.

Es una “centinela” de tres franjas: granate, blanca y granate, siendo el doble de ancha la blanca. Por un lado, el de la franja blanca, el escudo de la Comparsa, bajo de éste una banda sinuosa verde y amarilla, como la de nuestros cargos, con dos fechas mágicas: 1854 y 2003. Por el otro lado, el castillo de La Atalaya y la ciudad de Villena. En ella, además de las dos torres y el casco antiguo, la Sede Social y La Cábila, estampadas con todo lujo de detalles, tienen su lugar. Envuelve el paisaje, como a nosotros en las frías madrugadas septembrinas, la manta dianera. Del moro, su bolsa moruna; de la mora, su bolso bordado. Acabándola, superior e inferiormente por las franjas granates, apreciamos la filigrana en dorado que nuestras socias lucen en sus turbantes. Está rematada con flecos dorados por todos sus lados.

Y por fin llegó el momento. El Día 5 de septiembre, tras El Pregón, y bajo un sol de justicia, después de un lluvioso amanecer, los padrinos, ya perfectamente vestidos, lucieron a sus “ahijadas” con agrado y pundonor. Las nuevas banderas resplandecieron radiantes en su iniciante puesta en un acto oficial, al igual que durante todas las fiestas, las primeras de, seguro, y como sus antecesoras, como hemos podido comprobar, una larga lista.

Al tejado, como decía antes, se le irán, con las décadas, sumando tejas. Cada vez es el techo más amplio y más seguro, pero esta labor es ardua y duradera en el tiempo. A nuestra “centinela” le esperan muchas velas guardando el puesto que, con cariño, se le ha encargado.

 

 

 

 

 

 

Amado-Juan Martínez Tomás

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies