Saltar al contenido

Artículo publicado en el boletín “Día 4 que Fuera” de Abril de 2016

Decíamos  ayer que los tapetes, fichas y barajas esperaban sobre las mesas de La Jaima, para elegir en justa lid a quienes nos representarían en los concursos del Ecuador.

GACHAMIGA: Diego Orozco García-Galbis y Alfonso Vidal

AJO: Ángel Martínez y Juan López

TRUQUE: Ignacio Rodes y Alfonso Vidal

PARCHIS: Paqui Aroca y Virtu Grau

Y decíamos ayer que teníamos las brasas calientes para la I Calçotada en La Cábila. Podríamos resumirla de varias maneras… pero nos inclinamos por elegir una que fue muy celebrada en boca de nuestro presidente: Impresionante. Llegará el día en que esta comparsa “no mole”. Pero hoy… Hoy no es ese día. Casi dos mil calçots, y bandejas incontables de carne a la brasa, fueron la mejor excusa para disfrutar de un día casi primaveral bajo la sombra de los arcos de nuestra Cábila.

Y, si buen día salió para la calçotada, de mejor clima disfrutamos para el Ecuador. Bueno, al menos, para el desfile. Porque el fresquico que hizo en el Santuario… ¿Os fijasteis en la sonrisa de Marta, nuestra madrina? ¿Y en la gracia de Lucía, nuestra peque? Se comían la calle… Y si no, el alférez, Carlos, que no lo hizo nada mal en el ruedo de banderas en la plaza de Santiago. El caso es que, aunque nuestros campeones no consiguieron hacerse con ningún “oro” en los concursos, del ecuador salió un dibujo perfecto.

Hablando de dibujos, la Comparsa de Moros Nuevos ha tenido la suerte de contar con una serigrafía, de edición limitada, dedicada a ella en exclusiva por el famoso y respetado pintor Pepe Azorín. Una sanguina alusiva a la comparsa que conjuga la serenidad, la elegancia y la personalidad de nuestra comparsa. Aún hay disponibles en la sede, para quienes la quieran.

Todo lo que hemos hecho, y solo han pasado seis meses desde fiestas… Y lo que nos queda por llegar, porque pasados los días de pascua, se acerca el Reencuentro con La Cábila, el día 1 de mayo. Y que este año viene más cargado de lo habitual, porque tendrá que concluir el concurso de cabos para los años 2017 y 2018, en sección masculina, que tuvimos que suspender en la comida de hermandad, por aquella espectacular granizada. Pero antes, el día 17 de abril, los Moros Nuevos volveremos a realizar un ejercicio de solidaridad, regalando vida, donando sangre.

El 24 de abril, y por segunda vez, podremos disfrutar de una Concentración de Vehículos Clásicos en La Cábila. Es un día totalmente diferente y recomendable, en el que, a través de los coches, los mayores desempolvan recuerdos y los jóvenes descubren trocitos de un tiempo pasado, que el tiempo va cubriendo con esa pátina de nostalgia que nos borra los malos recuerdos, dejando solo los momentos de felicidad. Naturalmente, saldremos a dar una vueltecica por las calles de Villena, para deleite de todos.

Y sin prisa, pero sin pausa, ese aterciopelado manto negro perlado de estrellas que es el cielo nocturno de Villena, volverá a cubrir los olivos, pinos y palmeras, creando el mágico ambiente de las noches de ensueño de La Cábila, en las que comienza a intuirse el olor a fiestas… Y es que, como decíamos ayer, para ser feliz, vale cualquier excusa, y para hacer comparsa, todo motivo es bueno.

A todo esto, tenemos presupuestos para este año. Y sin subir las cuotas, que siempre viene bien.

 

Antonio Cabanes

CRONISTA

calc%cc%a7ot cargos

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies