Saltar al contenido

Título del libro: CRÓNICA 2007

 “Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo”

Proverbio Árabe

Prefacio, introducción y/o presentación:

Cada etapa de nuestra vida o incluso cada uno de los acontecimientos que vivimos los guardamos en la memoria como si de un libro se tratase. Después los enmarcamos y los archivamos y según su experiencia o la huella que nos han dejado lo revisamos mentalmente cuantas veces queremos y según las connotaciones que para nosotros han tenido. Y así son, también, cada una de las fiestas que disfrutamos. Todas, a simple vista, y según su “encuadernación” son iguales y, sin embargo, totalmente distintas. Las de 2007 podemos decir que comenzaron con la apertura oficial de “La Cábila” que fue el día 9 de junio con la llamada Noche de Bailes de Salón , una velada en la que un grupo de Moros Nuevos y de aficionadas a eso de mover el esqueleto se lucieron y consiguieron hacernos pasar un entretenido sábado entre bachatas, tangos, cumbias, pasodobles, vals, etc. Después de esta noche le han seguido una hilera de exitosas y refrescantes más. Nuestra sala de fiestas es, hoy por hoy, un referente y un punto obligado para los jóvenes y no tan jóvenes en las calurosas madrugadas de verano.

Álvaro, Carlos e Isabel, serena y muy guapa, fueron los protagonistas de una tarde para recordar el 19 de agosto, fecha en la que se celebró la Presentación Infantil. La música fue la estrella ya que fue tocada en vivo y por una Orquesta compuesta por niños y socios de la comparsa, al igual que el baile, bien ensayado y coreografiado por Marina Navarro y llevado a cabo por niñas Moras Nuevas. El empaque de Alberto Medrano y Carmen Micó, presentadores del acto, fue otro contrapunto para que el resultado fuese magnífico como también lo fueron los juegos y la merienda.

Ahora debería de hablar de la noche del 25 de agosto, sin embargo, y por primera vez en la dilatada historia de los Moros Nuevos y de las Presentaciones, debo aclarar que, por mucho que se intentó y se quemaron todas las posibilidades, el acto de Presentación de la Madrina Mayor tuvo que ser aplazado para el viernes 31 de agosto. La noche en la que Gala, exultante, vivaracha y elegante, como es ella siempre, se invistió con todos los honores con la banda de su querida Comparsa junto con Rubén y Gaspar. Los tres han formado un equipo complementado, una combinación perfecta. Ellos fueron testigos excepcionales de cómo se hacían dueños de la noche y del rojo escenario nuestros siempre presentes “Moricos” a pesar de los esfuerzos de Paco Tomás y Marisa Abellán, conductores de la Gala. Al final, y todos juntos, nos recordaron el 25 Aniversario del acto de “La Rueda” del Día 9, con una representación en vivo inclusive y el acto volvió a tener el empaque y la prestancia a la que estamos acostumbrados.

El prefacio de este libro se completó con la Romería de la Virgen y el Pasacalles que el 26 de agosto se llevó a cabo junto con la Entradica del Día 3, con gran afluencia de amigos y socios y con la singular noche del Día 4 en la que la Alcatraz Orquesta volvió, unos años después a brillar en La Cábila. El marcapáginas que se entregó de obsequio es, obviamente, para este libro.

“Los libros han ganado más batallas que las armas”

Lupercio Leonardo Argensola

Cuerpo de la obra:

Actos importantes en el marco de nuestras fiestas son todos pero destacan, como todos sabemos, El Pregón, La Entrada, La Cabalgata, La Ofrenda, La Retreta y La Procesión y por eso forman parte de este cuerpo de la obra de este libro que ahora mismo te lees.

El Pregón este año, de José Joaquín Ripoll, Presidente de la Diputación, vino acompañado del Himno-pasodoble “Villena festera” y de una Plaza de Santiago entregada, fue un preludio magnífico para el mejor desfile de los cargos, sin duda, La Fiesta del Pasodoble, en la que este año la pieza “La Comisión” fue la elegida.

Balubas, Zulúes, Al-Yadidas y Escorpiones, junto con el Grupo de Percusión de Moros y Moras Nuevas, los bloques masculinos y femeninos y el boato de los cargos con sus banderas dieron como resultado una Entrada muy vistosa en el que nos lucimos toda la Comparsa. Al igual que en el La Cabalgata, un acto muy ágil y vistoso en el que nuestros singulares y siempre sorprendentes abanicos, de nuevo las Escuadras Especiales, el Grupo de Percusión, el Boato final de las banderas de los cargos, los cabos y mucho buen hacer dejaron un gratísimo sabor de boca.

Muchas flores recibió Nuestra Señora de las Virtudes en la mañana del Día 7 de parte de los Moros Nuevos además de una contribución generosa y callada, como es costumbre. La Ofrenda es un acto institucionalizado por nuestra Comparsa en el que cada vez resplandece más el brillo del raso con el sol de la mañana, bien. Por la tarde la diversión en La Retreta vino acompañada otra vez por el paso de nuestras representaciones. Recordemos a los Ayyubíes y La Palmerá con “Morterete, tú haces falta”, una alusión al anterior Presidente de la Comparsa de Estudiantes y a los Escorpiones con su bien ideada pero controvertida, y por muchos mal entendida, parodia del “Baile de las espías”.

Ya en el Día de la Patrona, y completando el cuerpo de este libro, se debe hacer mención a La Procesión, un acto en el que, prácticamente, el pleno de la Comparsa rinde homenaje a La Morenica y en el que el buen comportamiento y el recogimiento son las notas predominantes. Abstenerse de fumar, los guantes negros y el pico sobre los antebrazos dan un impactante resultado.

Por el grosor del polvo en los libros de una biblioteca pública puede medirse la cultura de un pueblo”

Jhon Steinbeck

Apéndices o anexos:

Todas las partes de una obra son necesarias y por tanto sin ellas no sería lo mismo. Igual pasa en nuestros días grandes con los actos internos, el Desfile de la Esperanza, las Dianas y el Día 9.

Una nutrida asistencia de socios y amigos se dieron cita en la mañana del Día 6 en la Misa del Cementerio a los difuntos de la misma manera que por la tarde durante la visita al Asilo, con concierto y acompañamiento a la cena a pesar de que, como sabemos, es a la misma hora que la Embajada en la que conseguimos ganarles a los Cristianos.

Del Día 6 se debe resaltar y con letras mayúsculas el esfuerzo y el gran Desfile que nuestros pequeños fueron capaces de elaborar. La Esperanza este año tuvo más motivo, si cabe. Todos los chicos, todas las chicas, el perfecto ballet de niñas Moras Nuevas con coreografía, de nuevo, de Marina Navarro, el pony de Carlos Barceló y el buen orden de las ordenadas carrozas contribuyeron a que el paso de nuestra Comparsa fuese una verdadera fiesta, un ¡ahí queda eso!.

Las reformadas Dianas desde el año pasado, en cuanto a la uniformidad se refiere, parece que han tenido bastante aceptación y al despertar en Villena, entre alábega y cantueso, parece que nos vamos sumando más festeros.

Todo llega, incluso el Día 9. El día en que la Virgen de las Virtudes retomó su camino entre una nube de pólvora y de sentimientos encontrados. Nosotros tomamos el nuestro y nos encaminamos hacía La Casa, que por cierto se nos queda justa, para el último de los Almuerzos festeros y así retomar fuerzas para el Desfile de Nuevos Cápitanes, Alféreces y Madrinas. Por un lado los salientes y por otro Mericeli, Juan, Enrique, Ana Belén, Juan y Adrián, nuestros cargos 2008 a los que deseamos toda clase de felicidades. Los doce estuvieron en centro de la Plaza de Santiago para realizar la XXV Rueda que los Moros Nuevos realizamos y que inventamos en 1983 para cantar el “Día 4 que fuera”, una melodía que, en ese lugar y a esa hora, tiene un significado muy especial.

El Fin de Fiestas lo vivimos, desde el año 2002, en La Cábila. Un fin de fiestas apoteósico en el que el desfile hasta nuestra sala de fiestas se ha convertido en un clásico al igual que la cena. Este año, con las mesas ya preparadas y perfectamente distribuidas, fue un absoluto éxito ya que todo fluyo de una manera ordenada, tranquila y rápida. Allí fue donde se despidió nuestra Banda Oficial, la Unión Musical Los Rosales de Bolbaite con eso de: “adios con el corazón que con el alma no puedo…”

Un anexo importante de este libro es la Comida de Hermandad que el día 30 de septiembre realizamos. El tiempo acompañó y disfrutamos de un almuerzo, de un paseo, de una comida y de una grata sobremesa. Los Chicuelos de Agost volvieron a hacerse oír y ¡de que manera!

“Los libros no hacen daño a nadie; un libro no es ni una ley ni un veredicto”

Ernest Wiechrt

Colofón:

Si en esta obra cabe un colofón es el de resaltar el Primer Premio que nuestros infantiles consiguieron, merecidísimamente como hemos mencionado, en el Desfile de la Esperanza. Es de agradecer y de ley que fuesen recompensados con este galardón que no es el primero que consiguen y que, seguro, no será el último. De la misma manera fue nombrado en el balcón Carlos Gil, nuestro Alférez Infantil 2007, al conseguir una Mención al Rodador de Bandera.

Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que hay dentro de nuestra alma”

Frank Kafka

Epílogo:

Unas fiestas más han dado todo lo que se podía esperar de ellas. De nosotros ha dependido aprovechar los días, los actos, las horas, los minutos… de nosotros dependerá que la magia se vuelva a crear para así elaborar un nuevo tomo para nuestra biblioteca particular.

Seis años han pasado desde que Francisco Abellán fuese elegido Presidente de la Comparsa. Tres legislaturas y tres Juntas Directivas que han dado mucho de sí, que han dado, definitivamente, sus últimos coletazos, y que han llevado adheridas seis grandes fiestas que han pasado a la historia en los dos sentidos; el primero porque atrás quedan y el segundo porque forman parte ya de nuestra memoria colectiva y de la vida de nuestra Comparsa. Una Comparsa que mira hacia delante con los ojos expectantes y muy segura de sí misma. En eso mucho tiene que ver Pepe Hernández y su nueva Junta Directiva. El futuro inmediato de los Moros Nuevos está en buenas manos y posado sobre un gran amor al raso amarillo.

Mi labor como Cronista a lo largo de estos últimos cinco años, he de decirlo, la he visto más que recompensada y me ha llenado de satisfacción. La vida de los Moros Nuevos, intensa, dilatada y ejemplar, he querido que siempre estuviera reflejada donde procedía y de una manera entusiasta y objetiva. Espero, aunque sólo sea medianamente, haberlo conseguido.

Amado-Juan Martínez Tomás

Cronista 2002-2007

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies